Explota los globos y haz que caiga el osito


miércoles, 21 de abril de 2010

Mini cuento

Publicado por Ampii en 13:38
Que mala es la envidia.


La envidia, es un sentimiento que nos impide ser feliz, se trata de la mala envidia que a su vez si la sabes llevar, puede convertirse en una envidia sana.
Eso le paso a la joven Paulita.
Paula, era una niña muy feliz y sonriente pero su madre poco a poco la empezó a notar un poco extraña. Llegaba a casa con el ceño fruncido y muchas veces con mal humor.
Empezó a pedirle cosas y más cosas de todo tipo, nunca estaba satisfecha ni siquiera consigo misma.
Empezó a discutir con sus mejores amigos y amigas e incluso lo hacía con su mamá, muchas veces no quería ni salir de casa y al fin su madre pudo averiguar el motivo de su mal humor.
A Paula lo que le pasaba es que tenía envidia, y no se trataba de una envidia sana, pues ella envidiaba a su amiga Emilia por saber más sobre matemáticas que ella, envidiaba a Raúl, un muchachito que siempre le ganaba en los temas relacionados con el deporte, a su compañera y amiga Lucia por llevar las trenzas más bonitas de la escuela y también a su amigo Pedro por quedarse en el parque después de clase, día tras día.
Su mamá quiso arreglar este problema que tenía Paula porque más que una preocupación se convirtió en problema.
Mira Paulita, la envidia que tú tienes es una preocupación que te estropea el carácter y hará que nadie quiera jugar ni estar contigo. Puedes acabar con ella si la conviertes en una envidia sana.
¿Y cómo lo consigo mami? Dijo Paulita.
Pues mejorando en tus cualidades.
No envidies a Emilia, haz como ella y serás igual de buena en matemáticas, repasa mucho hijita.
No envidies a Raúl, juega con él, practica mucho deporte y conseguirás ser igual de buena.
Tampoco envides a Lucia, tú tienes el pelo muy liso y bonito, sabes que todo el mundo te lo dice y si quieres, puedo hacerte un día trenzas para que te veas igual de guapa.
¿Y qué pasa con Pedro? Dijo Paula.
Pedro, no disfruta tanto como tu cuando vas con él al parque, está cansado de ir todas las tardes pero su abuelita no sabe donde llevarlo sino es allí, pregúntaselo a Pedrito y veras como te dice lo mismo que yo.
Si fueras todos los días se convertiría en rutina y terminarías cansándote, en cambio tú, vas un día con la abuela, otro te vienes a casa conmigo, otro a casa de Lucia.
¿No lo prefieres así?
Jolín, gracias mamá que haría yo sin ti. 

0 comentarios on "Mini cuento"

Publicar un comentario en la entrada

**



miércoles, 21 de abril de 2010

Mini cuento

Que mala es la envidia.


La envidia, es un sentimiento que nos impide ser feliz, se trata de la mala envidia que a su vez si la sabes llevar, puede convertirse en una envidia sana.
Eso le paso a la joven Paulita.
Paula, era una niña muy feliz y sonriente pero su madre poco a poco la empezó a notar un poco extraña. Llegaba a casa con el ceño fruncido y muchas veces con mal humor.
Empezó a pedirle cosas y más cosas de todo tipo, nunca estaba satisfecha ni siquiera consigo misma.
Empezó a discutir con sus mejores amigos y amigas e incluso lo hacía con su mamá, muchas veces no quería ni salir de casa y al fin su madre pudo averiguar el motivo de su mal humor.
A Paula lo que le pasaba es que tenía envidia, y no se trataba de una envidia sana, pues ella envidiaba a su amiga Emilia por saber más sobre matemáticas que ella, envidiaba a Raúl, un muchachito que siempre le ganaba en los temas relacionados con el deporte, a su compañera y amiga Lucia por llevar las trenzas más bonitas de la escuela y también a su amigo Pedro por quedarse en el parque después de clase, día tras día.
Su mamá quiso arreglar este problema que tenía Paula porque más que una preocupación se convirtió en problema.
Mira Paulita, la envidia que tú tienes es una preocupación que te estropea el carácter y hará que nadie quiera jugar ni estar contigo. Puedes acabar con ella si la conviertes en una envidia sana.
¿Y cómo lo consigo mami? Dijo Paulita.
Pues mejorando en tus cualidades.
No envidies a Emilia, haz como ella y serás igual de buena en matemáticas, repasa mucho hijita.
No envidies a Raúl, juega con él, practica mucho deporte y conseguirás ser igual de buena.
Tampoco envides a Lucia, tú tienes el pelo muy liso y bonito, sabes que todo el mundo te lo dice y si quieres, puedo hacerte un día trenzas para que te veas igual de guapa.
¿Y qué pasa con Pedro? Dijo Paula.
Pedro, no disfruta tanto como tu cuando vas con él al parque, está cansado de ir todas las tardes pero su abuelita no sabe donde llevarlo sino es allí, pregúntaselo a Pedrito y veras como te dice lo mismo que yo.
Si fueras todos los días se convertiría en rutina y terminarías cansándote, en cambio tú, vas un día con la abuela, otro te vienes a casa conmigo, otro a casa de Lucia.
¿No lo prefieres así?
Jolín, gracias mamá que haría yo sin ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

***Fin***

 

Crecen los peques Copyright © 2009 Paper Girl is Designed by Ipietoon Sponsored by Online Business Journal